El plátano es una de las frutas más paradójicas que conocemos, pues por un lado sabemos de sus beneficios pero por otro, continúan las creencias acerca de su gran contenido en azúcar y de su capacidad para ayudarnos a engordar.

Por lo tanto, daremos cinco razones para comer un plátano:

1. Es una gran fuente de micro-nutrientes importantes para el organismo tales como potasio, magnesio, vitaminas del complejo B, carotenos y en menor medida, calcio, vitamina C y selenio.

2. Da saciedad porque está compuesta por un 20% de hidratos que se acompañan de fibra y agua, por lo tanto, si sabemos disfrutar de esta fruta, podemos calmar saludablemente nuestro apetito.

3. Puede ayudarnos a ahorrar calorías si lo empleamos para sustituir parte de la mantequilla de un pastel, o para reemplazar la nata o la mantequilla de maní de unos bombones. También podemos elaborar helado simplemente procesando el plátano congelado.

4. Puede favorecer nuestro estado de ánimo porque su contenido en triptófano calma la ansiedad, nos relaja y nos ayuda a conciliar el sueño

5. Favorece la digestión pues contiene inulina con función prebiótica y también pectina, una fibra soluble que puede ser útil para normalizar el funcionamiento intestinal tanto en casos de diarreas como estreñimiento.

Como podemos ver, el plátano es una fruta muy sabrosa, nutritiva y que puede ayudarnos a cuidar la línea más que favorecer el aumento de peso, pues una sola pieza puede ser un snack que sacia, calma la ansiedad y aporta buenas vitaminas y minerales con sólo 100 Kcal.

El plátano es un alimento muy popular, sin embargo, sus propiedades están infravaloradas o no conocemos tanto como creemos de ellas. Por eso, hoy te contamos todo sobre el plátano: sus propiedades, beneficios y cómo usarlo en la cocina a favor de una dieta más sana.

Propiedades

El plátano es una de las frutas más maltratadas por todos nosotros debido a que posee una mayor proporción de hidratos y almidón respecto a otros ejemplares. Sin embargo, es un alimento con alto contenido acuoso, rico en fbra y sin muchas calorías a diferencia de lo que muchos pensamos.

Por esta razón, es uno de los alimentos que más saciedad producen según una investigación publicada en la European Journal of Clinical Nutrition y que al mismo tiempo pueden beneficiarnos al influir sobre la fora intestinal como señala un estudio publicado en la revista científica Anaerobe por contener sustancias con efecto prebiótico.

Respecto a su contenido en micro-nutrientes, el plátano es uno de los alimentos con más potasio a nuestra disposición, así como también ofrece vitaminas del complejo B, magnesio, vitamina A y carotenos, siendo por ello un alimento muy apropiado para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular, lo que lo convierte en un aliado de los deportistas.

Beneficios

Como hemos dicho, el plátano es uno de los alimentos que más pueden contribuir a la dieta de una persona físicamente activa, pues ofrece minerales y vitaminas que son imprescindibles para la correcta contracción muscular y el funcionamiento del sistema nervioso.

Además, el plátano verde o inmaduro es fuente de almidón que junto a la fibra ofrecerá energía a largo plazo, mientras que el plátano maduro es fuente de azúcares naturales que ofrecen energía sana y de calidad a corto plazo, por lo que puede usarse para reponer energía en un breve tiempo o bien, para almacenar energía para una carrera de larga duración.

Por sus prebióticos, la ingesta de plátano puede incrementar los niveles de bifídobacterias en el intestino como indica una investigación publicada en The British Journal of Nutrition, y ello podría ser de ayuda para mejorar la composición de la fora intestinal produciendo así un menor riesgo de sufrir obesidad o incluso, favoreciendo el adelgazamiento.

Por otro lado, también es una fruta apta para diabéticos a diferencia de lo que muchos creemos, sobre todo si se ingiere el plátano inmaduro que posee menos azúcares y más almidón resistente y por ello es un alimento de bajo índice glucémico que puede calmar las ansias de dulces sanamente como señala un estudio publicado en la revista Diabetic Medicine.

El plátano ni engorda ni perjudica la salud, sino que puede ayudarnos a adelgazar, a reducir el colesterol y comer más sano.

Asimismo, científcos de la Universidad de Cambridge comprobaron que la fbra soluble e insoluble del plátano puede ayudar a reducir el colesterol en sangre y también, su consumo podría reducir el estrés oxidativo en el cuerpo ayudando así a evitar la oxidación de lipoproteínas, lo cual se traduce en un menor riesgo de aterosclerosis según concluye un estudio publicado en 2008.

Todo esto sumado a su poder saciante nos revela que el plátano ni engorda ni perjudica la salud sino que su consumo puede siempre ser benefcioso en el marco de una dieta equilibrada e incluso, puede ayudarnos de muchas formas a comer más sano.